La Laguna

Un PGO asentado en la participación ciudadana

El nuevo planeamiento puede ser uno de los más participativos. Las reuniones desarrolladas hasta ahora han deparado un sinfín de propuestas, unas contempladas y otras no, de momento.
Á. MORALES, La Laguna
3/may/09 7:48 AM
Edición impresa

A diferencia de otros municipios de la Isla, donde la participación ciudadana sigue cumpliéndose sólo en las buenas intenciones políticas, y a veces ni en eso, La Laguna lleva dos años haciendo un esfuerzo considerable para que el Plan General de Ordenación (PGO) sea fruto del mayor consenso e información posible. Otra cosa es que luego incluya todas las peticiones vecinales, pero, de momento, por lo menos se ha intentado escuchar a los residentes zona a zona, lo que ha originado un amplio listado de propuestas, sugerencias, críticas y alternativas tras las primeras reuniones y las del avance del plan, desarrolladas desde finales de febrero y hasta el 8 de mayo. Lo que sigue es un resumen de algunas previsiones del PGO, de las peticiones vecinales y de diversas alternativas propuestas por el consistorio, que deberán ser elegidas por los vecinos, para un documento que marcará el futuro local.

La Punta-Bajamar.- El desarrollo turístico en sintonía con la naturaleza, la salud y el deporte marítimo es la gran aspiración de los vecinos. En las reuniones iniciales, se apuntó la opción de crear un campo de golf y un plan de desarrollo agrario, con un mercadillo que lo potencie. Hay división vecinal sobre la creación de un refugio pesquero, para el que, en el avance del PGO, el gobierno plantea tres alternativas: una instalación de pequeñas dimensiones al Oeste de Bajamar, bajo la urbanización Cornisa de Achimencey; otra de proporciones mayores en La Punta, desde el paseo peatonal hasta el varadero del Roque; y un pequeño puerto en la ensenada de Los Troches. En Bajamar se plantea un nuevo centro urbano en los alrededores de la ermita de San Juan, aparte de reconvertir establecimientos turísticos alojativos en residenciales y limitar la expansión urbana prevista, por lo que los vecinos proponen desclasificar suelo urbanizable. El avance incluye una variante a la Tf-13 para extraer el tráfico del casco y hay varias alternativas sobre expansión, como la limitación a los alrededores del Club Náutico o a las urbanizaciones Vernetta y Montalmar. Además, se recogen cinco opciones para El Palmeral: desde el mantenimiento de los usos agrícolas y ambientales actuales a instalaciones recreativas o turísticas. También se propone un microparque temático ambiental, una instalación deportivo-recreativa y un alojamiento turístico. Los vecinos de Homicián y El Carmen, por su parte, se muestran preocupados por sus condiciones urbanísticas.

Tejina-Valle de Guerra.- Los residentes exigen reserva de suelo para el desarrollo de la industria agrícola y otro mercadillo. En Tejina, se proponen mejoras viarias y un anillo interior de circunvalación, así como potenciar el turismo agrario. En ambos sitios, se pide más y mejores dotaciones deportivas, verdes y centros asistenciales y sociales. En Valle de Guerra, se quiere también mejores vías y un nuevo enlace con Tegueste, aparte de suelo para viviendas públicas. Con el avance, en este barrio se prevé dos avenidas al Norte y al Sur y diversas propuestas para el crecimiento, sobre todo mediante los aprovechamientos urbanísticos para infraestructuras públicas, como parques y recintos deportivos. También se quiere reforzar la zona comercial y ampliarla hacia el Oeste, así como la agricultora, con expansión hacia el Este. En Tejina, se apuesta por mantener la edificabilidad máxima de dos plantas, aparte de solucionar los problemas de alineaciones. En esta zona, el gobierno plantea la mejora de la funcionalidad de las actuales carreteras TF-13 y TF-16, así como una nueva avenida por la zona Sur a través de Pico Bermejo, un bucle viario al Norte del campo de fútbol de Milán o ambas vías para conformar un anillo que permita una adecuada articulación de las posibles nuevas urbanizaciones.

La Cuesta.- La principal reivindicación consiste en medidas que reduzcan el elevado tráfico, para lo que se proponen nuevas vías, conexiones en barrios y urbanizaciones, ampliación de secciones, revisión de radios de giro, puentes, túneles y más áreas de aparcamiento. Los vecinos reclaman también nuevos equipamientos o la mejora y ampliación de los actuales, residencias para mayores, instalaciones sanitarias, centros socioculturales, espacios verdes, zonas recreativas y canchas.

En Valle Colino se propone la instalación de pequeñas naves con actividades no molestas y, en otras zonas, la creación de un polígono con accesos, suprimiendo así el uso industrial en los salones de planta baja de La Cuesta, así como la reconversión de los usos industriales cercanos a la urbanización La Florida como residenciales y deportivos. Se defiende también el mantenimiento de la actividad agraria en Valle Tabares, respetando los asentamientos rurales y facilitando la obtención de licencias para cuartos de aperos.

Taco.- Los residentes reclaman un incremento de la edificabilidad en ciertas zonas para lograr la homogeneización del barrio e, incluso, edificación abierta en la parte más céntrica para favorecer la actividad económica. Creen necesarios más aparcamientos, nuevas vías para descongestionar el tráfico y centros de mayores, guarderías públicas y nuevos colegios. También piden oficinas administrativas, instalaciones deportivas, bibliotecas, plazas, parques infantiles, zonas verdes y recreativas, espacio para viviendas sociales, comedores y centros de atención social. Además, se solicita el traslado de determinadas industrias consideradas molestas e impedir la invasión edificatoria del Barranco del Muerto, aparte de la eliminación de antenas de telefonía móvil situadas en edificios y próximas a colegios. El gobierno plantea tres opciones para el nuevo viario entre La Verdellada y La Salud. Sobre el Hospital Universitario, se prevé ampliar su capacidad y servicios en su actual emplazamiento o en Geneto. Además, se contemplan más zonas deportivas, terciarias y residenciales en los terrenos ocupados por instalaciones militares, si bien las decisiones finales corresponderían al Ministerio de Defensa. Tras la reciente reunión del alcalde y técnicos con los vecinos, se analizó el entorno de la Azufrera, donde se plantean usos dotacionales y recreativos, y el barrio del Pilar, con usos terciarios de comercial y zona residencial.

Guamasa-Coromoto.- Dotaciones públicas, un ambulatorio, canchas deportivas, parques y plazas son algunas de las peticiones de estas zonas, así como la mejora del tráfico y el aumento de secciones de vías. También se propone la incorporación de suelos al núcleo urbano. En Los Rodeos, los vecinos se quejan de la falta de suelo para uso industrial y proponen un mercado del agricultor, una planta de compostaje y la promoción de la agricultura extensiva. Creen necesarias más guarderías, centros de día para mayores y establecimientos vecinales de ocio, así como aparcamientos cerca del aeropuerto y mejoras de la accesibilidad. En este área, se rechaza el crecimiento urbano, mientras que, en El Coromoto, parte de los residentes demandan suelos industriales para aprovechar la cercanía del aeropuerto, así como más parques e instalaciones deportivas, mejores servicios urbanos y el incremento de la edificabilidad para consolidar el núcleo principal.

El avance prevé extender Guamasa hacia el Oeste y el Este. En La Garimba, se barajan varias opciones, como usos terciarios y espacio libre con una dotación sociocultural o algo similar conusos industriales, mientras que en la zona de La Hípica se podría llevar a cabo un parque y un crecimiento residencial con tipología de vivienda colectiva, sin descartar un anillo y ampliar la trama urbana.

Rodeos-Ortigal.- El avance incluye cuatro alternativas para la reconversión de la Autopista del Norte en el tramo comprendido entre el Padre Anchieta y Los Rodeos, una vez que se construya la Vía Exterior. Una postula edificios principales de mayor altura a lo largo de la avenida con uso comercial y terciario y otros de menor volumen en la parte trasera. La segunda apuesta por construcciones de uso urbano; la tercera asume la creación de una fachada de torres con espacios libres y la última plantea una apertura de un gran parque lineal a los lados de la TF-5, con edificación como telón de fondo. Asimismo, se proponen tres opciones para mejorar el viario, con dos nuevas vías y un anillo que una ambas partes. También se plantean diversas alternativas para la expansión y la tipología edificatoria.

Geneto-Los Baldíos.- En Geneto existen cuatro posibilidades sobre el suelo a ocupar. Se propone el reconocimiento de los espacios urbanizados actualmente, la ocupación de la parte oriental de la franja comprendida entre San Miguel y San Bartolomé, su uso completo o esta última propuesta más la incorporación de una superficie del Sur. También se plantea una gran extensión en el Oeste, ahora considerada urbanizable.

Los vecinos plantean que la vía que conectará San Bartolomé y San Miguel se convierta en rambla con la opción de una futura línea de tranvía. Se proponen más aparcamientos y nuevas calles, si bien se le da prioridad a adaptar las existentes. En Los Baldíos, se reclaman mejores calles interiores y medidas para evitar los atascos, sobre todo en los centros escolares. También se plantean suelos industriales por la cercanía del aeropuerto y mejoras en servicios. Asimismo, se piden centros de salud y sociosanitarios, parques, instalaciones deportivas, guarderías, reserva de suelo para la construcción de viviendas sociales, cambios en las determinaciones edificatorias y las tipologías arquitectónicas. En Los Baldíos, el gobierno propone un parque científico tecnológico por las necesidades de la Universidad sin expropiaciones. Sobre el crecimiento, se apuesta por mantener lo actual, la extensión hacia el borde Sur del aeropuerto o alrededor de los caminos, así como sobre la vía de San Francisco de Paula.

Finca de España.- Se prevé el desarrollo residencial y la instalación de equipamientos generales, así como la creación de espacios verdes y mejoras viarias como complemento a la futura Circunvalación Norte, anteriormente denominada Vía de Cornisa.

Los Majuelos.- El avance contempla diferentes alternativas edificatorias, así como usos terciarios en El Pilar y nuevas instalaciones en La Azufrera. Asimismo, se prevé la potenciación del área industrial entre la Autopista, la Carretera General del Sur y la vía Cuesta-Taco.

San Roque.- Los vecinos de San Roque han elaborado una nueva alternativa viaria a añadir a las contempladas inicialmente en el tramo Este del anillo de circunvalación con una glorieta en superficie en el cruce de la Vía de Ronda con la Pista Militar. Algo similar plantean para el principal acceso a La Laguna desde la citada vía, aparte de otras mejoras en las calles.

Los Valles.- Los residentes de Valle Jiménez y Valle Tabares han propuesto una nueva vía que conecte directamente la zona con la de Finca España, así como un acceso independiente al centro de menores y la solución a los problemas que ocasiona la gran afluencia de tráfico a un colegio, para lo que se propone el tendido de un nuevo puente sobre el barranco, entre La Higuerita y La Piterita. Asimismo, también se pide que se contemple la construcción de aceras y aparcamientos.