Santa Cruz de Tenerife
COMENTARIO DE EL DÍA

La auténtica dignidad de ser canarios

6/nov/08 7:18 AM
Edición impresa

AFIRMA EL PSC-PSOE que defiende la dignidad de ser canario en España y en el mundo. A ver si se aclaran de una vez, señores socialistas: o se es canario, o se es español o se tiene cualquier otra nacionalidad de las muchas que existen en este planeta. Lo incompatible es ser español y canario, porque en ese caso, o somos europeos ultraperiféricos (qué denigrante calificativo para los habitantes de estas Islas), o somos españoles de tercera o cuarta categoría. Como dijo en su día Francisco Aguilar y Paz (lo recordamos en nuestro editorial del pasado domingo), somos un archipiélago atlántico, con el peligro añadido de estar a cien kilómetros de Marruecos. Cerca de África pero no parte de África, pese a lo que sentenció en su día un escritor sobre la pertenencia de los archipiélagos a los continentes. En cualquier caso, la declaración de los socialistas regionales (ellos sí son regionales; los canarios, no) respecto a la dignidad de ser canarios es una tomadura de pelo. ¿Y de la colonia, qué? ¿Eso hay que seguir disimulándolo y ocultándolo?

Somos canarios. Lo único que nos vincula a España es nuestra condición colonial. Una situación que se mantiene por la fuerza de las Fuerzas. Esa ambigüedad es también la cantinela del PP y de la propia CC. La tergiversación de estos conceptos es una de las mayores burlas a que está sometida en estos momentos nuestra nación canaria. Esta manada de políticos nefastos se llena los bolsillos sin hacer nada. Algunos, los más despreciables, incluso se aumentan el sueldo en tiempos de penuria, con absoluto desprecio por el pueblo que les costea su onerosa vida. Y todos callados como putas, dicho sea con todas las disculpas a nuestros lectores, pero es la expresión que está en la calle; la que se comenta en cada esquina. En definitiva, ¿cómo pueden hablar de canariedad estos cínicos políticos? ¿No les da vergüenza, después de estar amparando por ahí mociones contra el periódico que defiende la soberanía de esta tierra? La canariedad es de lo canarios, que tienen derecho a contar ya con su nación y su nacionalidad; a tener una identidad que les fue arrebatada mediante una conquista genocida hace seis siglos. Sin embargo, los canarios, los auténticos dueños de estas Islas, continúan siendo engañados miserablemente por los partidos estatales y por los propios nacionalistas de pacotilla; esos que no se atreven a plantear de una vez, y con palabras claras (no nos valen las medias tintas de algunos) la aspiración inequívoca del pueblo a tener su soberanía. Lo repetimos: la nación canaria no sólo es irremediable, sino urgentísima.

Junto a la noticia publicada ayer por nuestro periódico sobre la posición de los socialistas respecto a la canariedad, aparece la foto de la conferencia dada por un teórico del nacionalismo; un beneficiado de la política que practican los nacionalistas oficiales y heredero político de su padre. Diserta este "teórico" sobre el Estatuto de Canarias y su reforma. ¿Puede verse en lugar alguno mayor melopea con este repugnante Estatuto? Señor Ríos: no siga con eso. Si cobra dinero por dar estas conferencias, renuncie a él. Sea coherente. Tenga vergüenza. Sea patriota. Ese Estatuto sólo sirve para separarnos entre nosotros y para mantenernos como colonia de los peninsulares. ¿Es que no se da cuenta? ¿En qué mundo vive, señor Ríos? Lo único que necesitamos es un Estatuto (o Ley) de transición para el traspaso pacífico de poderes entre la Metrópoli y Canarias. A ver si se entera de una vez.