Tenerife Sur
GRANADILLA

La ermita de San Isidro Labrador es declarada Bien de Interés Cultural

El párroco granadillero José Ventura destaca el valor histórico y religioso del edificio y recuerda que han sido continuos los avatares que ha sufrido la ermita, "que incluso se quiso derribarla en su momento". A partir de ahora, el templo y su entorno serán protegidos y se incluyen en la categoría de monumento.
A. MEL, Granadilla de Abona
4/ago/08 1:35 AM
Edición impresa

La Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno canario ha declarado Bien de Interés Cultural, con categoría de monumento, la ermita de San Isidro Labrador, que se encuentra situada en el núcleo de San Isidro, así como los bienes muebles vinculados a ella.

Esta declaración supone, según el párroco de Granadilla, José Ventura, un reconocimiento a la importancia histórica que tiene este emblemático edificio religioso. Ventura recuerda que la ermita dio nombre al núcleo donde se ubica y que muchos han sido los avarates que ha tenido que vivir durante su trayectoria.

Así, José Ventura destaca "que siempre se ha luchado por ella" y no olvida que ha habido ocasiones, a lo largo de la Historia en las que se ha querido desplazar la ermita hacia detrás "e incluso se ha querido derribarla".

Además, asegura que ésta, junto con la ermita de Las Vegas, son de los edificios más antiguos de Granadilla y destaca la restauración que se hizo de la misma "y que nos permite seguir disfrutando de este inigualable edificio, de gran sencillez pero con una gran carga emocional e histórica para los vecinos granadilleros".

Cabe recordar que con anterioridad, San Isidro era conocido como Chuchurumbache en la época guanche y que el valor religioso e histórico de la ermita es elevado, por lo que también se protegerán su entorno y los bienes muebles vinculados al edificio.

GRANADILLA