Santa Cruz de Tenerife

Acuerdo unánime del Pleno para mejorar los servicios en Las Teresitas

Un largo y tenso debate sobre el mal estado de la playa en la reanudación de la sesión del pasado 18 de julio culminó con un acuerdo institucional que la Concejalía de Infraestructuras y Obras va a plasmar en un refuerzo del número de operarios de la limpieza y vigilancia, así como en la inspección de los quioscos.
J.D. MÉNDEZ, S/C de Tfe.
2/ago/08 10:35 AM
Edición impresa

Cuatro horas dan para mucho y si hay una de retraso de partida como ocurrió ayer, pues más. La sesión plenaria del pasado 18 de julio en el Ayuntamiento de Santa Cruz no culminó con el curso y, pese al esfuerzo por recuperar, habrá que esperar a septiembre para culminar muchas cosas. No la inspección para ver cómo está (de mal) la playa de Las Teresitas, que durante hora y media tensó el debate para terminar consensuado un texto que viene a decir básicamente que hay que mejorar los servicios, la vigilancia y el mantenimiento; o sea, las infraestructuras, el área que lidera Norberto Plasencia, quien se comprometió a eso desde hoy para ampliar el número de operarios, la pasada de la cuba de Emmasa o la "presión" a los quiosqueros, pues parece que hasta ahora se ha sido débil con ellos.

Las Teresitas fue el primer tema importante de la sesión de ayer y parece que hubo consenso en que no está bien en cuanto a servicios. Se habló de baños (químicos, eso sí, y menos mal), vestuarios, duchas, papeleras y banderas perdidas (azules), pero hay que actuar y ahí existió consenso. A partir de mañana (léase hoy) la playa de Las Teresitas y este pueblo "irredento y sin donde bañarse" puede tener otro horizonte.

A Las Teresitas le siguió la Plaza de Toros y ya van dos lugares emblemáticos, dos símbolos (o no). Ramiro Cuende la propuso como sede administrativa central y Zerolo le contestó que no por dos motivos claros: porque el concurso de ideas había dejado satisfechos a todos y es una opción válida de futuro y porque ya hay un Plan de Sedes (noticia) que establece la central donde está el actual parque de Bomberos en la avenida del Carmen, es decir, Tomé Cano.

La tercera razón del alcalde fue una fábula en la cual Zerolo estableció una comparativa entre el futuro de la Plaza de Toros si la compra el ayuntamiento y lo que ocurrió con Las Teresitas, "algo que ni por asomo voy a repetir".

Y llegaron las preguntas.- Las de carácter social, o bien las retiró el PSC o las dio por satisfechas en su respuesta escrita porque la concejala del área, Ángela Mena, no estaba presente. En la del Templo Masónico, con respeto y profundidad de debate (ya era hora), Florentino Guzmán Plasencia (PSC) cuestionó lo hecho hasta ahora y el concejal de Patrimonio Histórico, Alfonso Soriano, respondió. Queda, parece, un camino más bien largo para recuperar el legado de la Masonería. Paciencia "Plasencia".

"Insultos".- Después del "rifirrafe" entre Ramiro Cuende (PSC) y Jaime Hernández-Abad (PP) en relación a los supuestos insultos al empresario Leopoldo Mansito, el debate entró en el momento de las citas literarias. Desde Homero a Heraclio Sánchez, que como bien dijo el alcalde, Miguel Zerolo, no es sólo una calle de La Laguna, pasando por José Martí. Alguno se acordó de los sobres de azúcar.

Y al margen del "choque" de Ignacio González con el PP, llegó el "momento plaza de España, aparcamientos (los viejos, eso sí) incluidos. Falta mantenimiento, quedó claro, y, según Ángel Isidro Guimerá, "hasta el arquitecto suizo Jacques Herzog se atrevió a opinar de Las Teresitas como "playa virgen". Habrá mantenimiento, claro, faltaría más, el que corresponde a una obra como esta. Una advertencia: no se bañen si no es estrictamente necesario.