Santa Cruz de Tenerife

Erdogan promete "desenmascarar" a quien esté tras el atentado de Estambul

"Aquellos que quieren detener este país deben saber que no podrán cumplir sus sucios propósitos. No bastarán sus fuerzas para apagar las esperanzas de los corazones de 70 millones de personas. Jamás lograrán que Turquía vuelva hacia atrás en el camino de la civilización", dijo en Ankara el primer ministro turco.
EFE, Estambul
30/jul/08 6:55 AM
Edición impresa

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, prometió ayer investigar y "desenmascarar" a quien esté detrás del atentado que causó 17 muertos y más de 150 heridos la noche del domingo en un barrio obrero de Estambul.

"El Estado desenmascarará tarde o temprano el rostro que se esconde tras los atentados", aseguró Erdogan en la comparecencia semanal ante los miembros de su grupo parlamentario en Ankara.

"Aquellos que quieren detener este país, deben saber que no podrán cumplir sus sucios propósitos. No bastarán sus fuerzas para apagar las esperanzas de los corazones de 70 millones de personas. Jamás conseguirán que Turquía vuelva hacia atrás en el camino de la civilización", añadió.

Un día más, el barrio de Güngören se vio repleto de personas que condenaron el sangriento atentado en el que murieron 17 personas, una de las cuales era una mujer embarazada a la que apenas quedaban dos semanas para dar a luz, por lo que algunos medios turcos han elevado el saldo de fallecidos a 18.

La prensa turca de ayer presentó división de opiniones en torno a la autoría del terrible ataque terrorista. Los diarios más nacionalistas acusan al grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que el lunes sin embargo se desvinculó del atentado.

Los diarios cercanos al Gobierno culpan a la red Ergenkon, una organización formada por altos mandos retirados en la reserva, políticos ultranacionalistas y mafiosos que supuestamente pretendería derribar al Ejecutivo.

Pero el primer ministro turco pidió a los medios que no especulen sobre el nombre de la organización para no hacer propaganda de ella y aseguró que "serán nuestras fuerzas de seguridad quienes den a conocer su nombre".

Por otra parte, el Partido de la Sociedad Democrática (DTP), la formación nacionalista kurda con 20 diputados en el Parlamento y a la que se acusa de ser el brazo político del PKK, también condenó el atentado como una "masacre".

El líder del DTP, Ahmet Türk, afirmó en su alocución a los diputados kurdos que el PKK no tiene relación con el ataque terrorista y que se trata de una "provocación" a la convivencia entre kurdos y turcos.

Por otra parte, la cadena NTV, citando fuentes del Centro Nacional de Explosivos, informó de que el compuesto químico utilizado en las bombas fue TNT, al que se añadieron clavos y otros metales para aumentar el daño. El canal también añadió que cuando se hagan oficiales los resultados de los análisis de los explosivos se podrá cotejar su composición con la de las bombas utilizadas en otros atentados.

Los diarios turcos también informaron de que la Policía busca a una persona a la que captaron las cámaras de seguridad hablando por teléfono móvil tras la primera de las dos explosiones. Por otro lado, las cuatro personas sospechosas que habían sido detenidas tras el atentado fueron puestas en libertad sin cargos.

Ataque a los kurdos

Por otra parte, aviones del Ejército turco bombardearon ayer varios objetivos del PKK en el norte de Irak, informó el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Turquía.

La primera de las zonas atacadas es una de las montañas de la cordillera de Kandil, a unos 150 kilómetros de la frontera turco-iraquí y junto a la frontera con Irán, donde se cree que se encuentra el campamento central de los rebeldes kurdos.

Sin embargo, el ataque de ayer se centró en objetivos de menor importancia, aseguró el Ejército.

El comunicado explicó que los servicios de inteligencia del Ejército turco, a los que EEUU envía información en tiempo real sobre las posiciones del PKK, detectaron "una cueva de grandes dimensiones que era utilizada como refugio por un grupo de unos 30-40 terroristas".

Según el Ejército turco, los aviones bombardearon "con precisión" el lugar y "neutralizaron a una gran parte del grupo".

Otro grupo de cazas bombardeó además la zona noriraquí de Zap, también cercana a la frontera con Turquía.

Desde el pasado domingo los aviones del Ejército turco han bombardeado varias zonas del norte de Irak, donde se encuentran las bases del grupo armado kurdo.