Santa Cruz de Tenerife

Bush firma la condena a muerte de un militar

El presidente Bush decidió el pasado lunes dar luz verde a la condena a muerte de un soldado acusado en 1988 de violación y asesinato, algo que no ocurría desde hace más de medio siglo.
COLPISA, Nueva York
30/jul/08 6:55 AM
Edición impresa

El presidente de Estados Unidos, George Bush, decidió el pasado lunes dar luz verde a la condena a muerte de un soldado acusado en 1988 de violación y asesinato, algo que no ocurría desde hace más de medio siglo. Así, la ejecución de Ronald A. Gray, sobre el que pesan varios cargos de abuso sexual y homicidio, se hará realidad tras su condena ante una corte marcial hace ya dos décadas.

El propio Gray se declaró culpable en dos asesinatos y cinco violaciones ante un tribunal civil donde fue condenado a tres y cinco cadenas perpetuas. Posteriormente, en abril de 1988, una corte militar lo declaró culpable de dos asesinatos, un intento de asesinato y tres violaciones. El jurado decidió la condena a muerte por unanimidad.

Según explicó la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, "el presidente cree que los hechos en este caso no dejan dudas de que la sentencia es justa y justificada" aunque al mismo tiempo reconoció que esta decisión es "difícil para un comandante en jefe". Aún así Perino aseguró que "los pensamientos y rezos del presidente están con las víctimas de estos atroces crímenes y con sus familias y todos los afectados".

Es imprescindible tener en cuenta que, al contrario de lo que sucede con el sistema penal civil, la justicia norteamericana dictamina que un miembro del Ejército no puede ser ejecutado hasta que el mandatario del país confirme la pena capital para dicho recluso. Desde que en 1951se promulgara la ley del Código Uniforme de Justicia Militar, el sistema legal moderno para el Ejército sólo 10 miembros del Ejército han sido ejecutados con la aprobación presidencial.

De hecho, el último presidente en tomar una decisión similar fue Dwight Eisenhower, quien en 1957 autorizó la horca para un militar acusado por violación. Otros mandatarios, como John F. Kennedy, prefirieron conmutar la pena de muerte por la de cadena perpetua en 1962.

Desafíos legales

Aún así, la portavoz de la Casa Blanca determinó que se esperan otros "desafíos legales adicionales" en este caso por lo que se desconoce cuándo se realizará la ejecución. Cabe recordar que pasaron casi cuatro años desde que Eisenhower aprobó la ejecución del soldado John Bennett hasta que la sentencia fuera aplicada en 1961.

Sin embargo, quizás esta no será la única difícil decisión sobre la que Bush tendrá que dar su beneplácito, ya que el Ejército ha solicitado la aprobación de la ejecución de otro soldado condenado, Dwight Loving, culpable por robar y asesinar a dos taxistas en 1988.