Santa Cruz de Tenerife

Goikoetxea reconoce ante Garzón que recibe órdenes de "Txeroki"

EUROPA PRESS, Madrid
27/jul/08 0:50 AM
Edición impresa

El jefe del "comando Vizcaya" de ETA desarticulado esta semana, Arkaitz Goikoetxea Basabe, reconoció ayer ante el juez Baltasar Garzón su pertenencia a este grupo de ETA y que recibe órdenes directas del jefe de "comandos", Garikoitz Aspiazu "Txeroki", si bien se negó a responder a las preguntas sobre su participación en hechos concretos, informaron fuentes jurídicas.

Goikoetxea declaró durante algo más de hora y media ante Garzón en situación de incomunicación, asistido de un abogado de oficio y en presencia de la fiscal de la Audiencia Nacional Dolores Delgado, que pidió para él la prisión incondicional por un total de diez delitos.

En concreto, se le imputan indiciariamente integración en organización terrorista, asesinato terrorista (el del agente Juan Manuel Piñuel, asesinado el 14 de mayo en el atentado contra la casa cuartel de Legutiano, en Álava), estragos terroristas, conspiración para la detención ilegal (del edil del PSOE en Eibar Benjamín Atutxa) y conspiración para el asesinato del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska.

Igualmente, se le imputan conspiración para el delito de estragos (por la campaña de verano que ETA tenía previsto realizar en Andalucía, según las mismas fuentes), detención ilegal (de una persona a la que robaron el coche en uno de los atentados cometidos tras el final de la tregua), tenencia ilícita de armas, depósito de explosivos y falsificación en documento público, por los carnés falsos de la Guardia Civil incautados al "comando".

Tras la toma de declaración de Goikoetxea, el magistrado y la fiscal prosiguieron con la declaración del segundo de los diez detenidos, Aitor Kotano, arrestado en la madrugada del martes en Nigrán (Pontevedra). Tras éste serán interrogados el resto de presuntos integrantes del "comando Vizcaya", como las detenidas en un piso del barrio de Santutxu de Bilbao Maialen Zuazo Arruecoetxea y Ana Isabel Prieto Furundarena.