Santa Cruz de Tenerife

Ana Oramas coloca a Adán Martín en la carrera por la presidencia de CajaCanarias

El equipo de gobierno de la Corporación lagunera, que preside Ana Oramas, propuso al ex jefe del Ejecutivo canario como uno de sus representantes en la Asamblea General de CajaCanarias. Martín pugnará por el cargo con Álvaro Arvelo, marido de una de las concejales de CC en La Laguna, Fidencia Iglesias.
F.A. FERRER, La Laguna
29/mar/08 19:48 PM
Edición impresa

Adán Martín accederá a la Asamblea General de CajaCanarias, primer e ineludible paso para llegar a la presidencia de dicha entidad de ahorro, gracias al apoyo de CC de La Laguna. La corporación que dirige Ana Oramas aprobó por unanimidad en el pleno extraordinario de ayer la proposición del ex presidente del Gobierno canario como uno de sus representantes en dicha Asamblea. Con esta decisión, la alcaldesa de Aguere toma partido por Martín en la carrera que éste mantendrá con Álvaro Arvelo por la presidencia de la entidad de ahorro, a pesar de que una de sus concejales, Fidencia Iglesias, de Cultura y Música, es la mujer del actual director general de CajaCanarias, el ya citado Álvaro Arvelo.

Se sabía que Adán Martín aspiraba a la presidencia de CajaCanarias. Sólo restaba por conocer la vía por la que accedería a la Asamblea General. Descartado el Ayuntamiento de Santa Cruz y el Cabildo de Tenerife, fue la Corporación de La Laguna, dirigida por la cabeza visible de CC Ana Oramas la que lo propuso como su representante.

Y lo hizo a pesar de que podría acarrearle un conflicto interno en el seno de la formación nacionalista en su ciudad, puesto que la concejala de Cultura y Música, Fidencia Iglesias, es la mujer del otro aspirante a la presidencia de la entidad financiera y actual director general de CajaCanarias, Álvaro Arvelo.

La ausencia de Fidencia.- Así las cosas, llegó la hora del pleno y allí estaban todos los concejales, a excepción de la popular Soledad Olano, de la que nada se supo, y Fidencia Iglesias, de CC. Era una sesión de sólo tres puntos y Oramas trató de que la cosa no se disparara, por lo que dio cuenta del acto en apenas tres minutos.

Cuando la también diputada nacional se disponía a cerrar la sesión, los socialistas, sabedores de lo que allí se cocía, la interrumpieron para pedirle que pronunciara en alto los nombres de los representantes electos, a lo que la alcaldesa accedió sin aparentar disgusto.

De esta forma, Oramas recordó que la formación nacionalista proponía, además de a Adán Martín, a Fernando Clavijo y Blanca Pérez; el PSC elegía a Gustavo Matos, Julio Marrero y Pedro Ramos, y al PP no le tocaba renovar a sus representantes.

Fuentes municipales excusaron la ausencia en la sesión plenaria de la mujer de Arvelo por motivos de trabajo, pues vinieron de Barcelona unos miembros de la red de teatro para ver el teatro Leal y tuvo que acompañarlos durante toda la mañana.

Sobre la controvertida elección del ex presidente del Gobierno de Canarias, el primer teniente de alcalde, Fernando Clavijo, aseguró que "la elección de Adán Martín es una decisión del partido a nivel insular". Cuestionado sobre si Fidencia Iglesias pensaba dimitir de su cargo, Clavijo sólo dijo: "Eso habrá que preguntárselo a ella".

Si en CC descartaron cualquier tipo de "guerra interna", desde las filas socialistas obviaron la posibilidad de "valorar lo ocurrido", aunque reconocieron que "lo sucedido tiene cierto trasfondo en relación a la presidencia de CajaCanarias".

Renuncia de Oramas.- Como había sido anunciado, la alcaldesa renunció en el pleno de ayer al régimen de dedicación exclusiva, esto es, a su sueldo como regidora del municipio. Oramas también formalizó su renuncia al cargo de presidenta de Muvisa y Teidagua por incompatibilidades con el cargo en Las Cortes. Será el edil de Hacienda, Juan Antonio Alonso, quien pase a presidir la Sociedad Municipal de Viviendas. Aún falta por decidir el de Teidagua.