Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Un avión militar de EEUU cae al mar con 11 personas a bordo al sudeste de Japón leer

Costas recomienda parar las obras en la cabecera de la playa de Las Teresitas

La edil de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz, Luz Reverón, dio a conocer ayer el oficio recibido el viernes y entiende "prudente" esperar a un nuevo informe de la Abogacía del Estado. Dicho informe establece como deslinde marítimo-terrestre vigente el de 1961 y no el de 1998, lo cual impide seguir con los trabajos.
MARTÍN/MÉNDEZ, S/C de Tfe.
11/mar/08 19:35 PM
Edición impresa

La concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz, Luz Reverón, desveló ayer el contenido de un oficio de la Dirección General de Costas, recibido el pasado viernes, 7 de marzo, en el cual se recomienda paralizar las obras que actualmente se ejecutan en la cabecera de la playa de Las Teresitas para construir aparcamientos y locales comerciales. Además, Costas establece como deslinde marítimo-terrestre vigente el del año 1961 y no el establecido en 1998, lo cual imposibilita continuar con los trabajos y más a largo plazo haría peligrar, incluso, el proyecto del arquitecto francés Perrault.

Luz Reverón señaló que "al que corresponde parar o no las obras es al pleno municipal, que se convocará esta semana. Lo tiene que hacer el alcalde y el día queda pendiente, aunque hay una moción de Ciudadanos de Santa Cruz sobre este tema que no pudo tratarse en la sesión anterior".

La concejala explicó que "los vecinos son los grandes perjudicados por esta decisión que impide continuar con la Fase II (acceso a la playa y complementos, con un presupuesto de 22.986.547,94 euros) a llevar a cabo por nosotros de forma completa".

En concreto, el informe de Costas indica textualmente que "sería prudente esperar a que se emita el informe de la Abogacía del Estado en relación con la firma del convenio, que está pendiente, y a que se clarifique la propiedad de los terrenos, entendiendo que no tendría sentido alguno que se ejecutara la Fase II si la Dirección General de Costas no ejecuta la Fase I (zona de playa), ya que la propuesta de actuación del arquitecto Dominique Perrault para la playa de Las Teresitas sólo tiene sentido realizando el conjunto de obras definidas en su proyecto global, considerándolo como un todo y en el que no cabe ejecutar la Fase II manteniendo el resto de la playa en la situación actual".

Costas concluye que "las obras de la fase II no cuentan en el momento presente con el título habilitante que se requiere para realizar la parte de dichas obras que invade el dominio público marítimo-terrestre, por lo que se reitera la imposibilidad de ocupar con las obras referidas el espacio estatal, que, de acuerdo con el informe fecha 7 de abril de 2005, está definido por el deslinde vigente el 13 de mayo de 1961"

Grandes perjudicados.- Luz Reverón insistió en que los grandes perjudicados son los vecinos porque me temo que no podamos cumplir los plazos de finales de 2008 o comienzos de 2009 para ver hecha realidad parte de la nueva playa. Viene la Semana Santa y queríamos acondicionar algún espacio para el baño en las mejores condiciones, pero no va a ser posible. Los días 12 y 29 de febrero remitimos escritos para agilizar los trámites y en medio estuvimos en Madrid para oír poco más que buenas palabras. Nos contestan aplicando el deslinde de 1961 cuando todos los informes anteriores a un oficio de 21 de diciembre de 2007 lo establecían el realizado en 1998.".

"Inactividad".- Reverón acusó a Costas de "inactividad" y de ser "responsable" de cómo está la playa, "no el Ayuntamiento de Santa Cruz, que siempre ha defendido su uso público y que no se edificara en ella para cumplir un acuerdo plenario unánime. En eso este ayuntamiento ha sido pionero y parece defenderlo el PSOE, en concreto la ministra Narbona, pero aquí actúan justo al revés. Y no quiero pensar que sea por cuestiones políticas, pero hay opiniones como la de Octavio Hernández, de Los Verdes, que no es de mi partido, que achaca los problemas de Las Teresitas al PSOE".

Reverón acabó indicando que "pensábamos que había un convenio y con informe favorable del abogado del Estado porque así lo entendimos cuando el director general de Costas apoyó en rueda de prensa el proyecto, pero parece que ha cambiado de postura".

Respecto a las obras de la cabecera, la edil explicó que "ha habido presión continua y diaria por parte de Costas con un guardián los lunes, miércoles y viernes, puesto por ellos para vigilarlas y varias visitas de inspección. Faltan pocos metros para llegar al deslinde y es un conflicto entre dos administraciones en el que los perjudicados son los vecinos, que no pueden disfrutar de su playa".

La concejala confirmó la existencia en el convenio con la empresa que ejecuta los trabajos (OHL) de una cláusula de indemnización de cuatro millones de euros si no se puede seguir.