Criterios
TIERRA BAJA ÁNGEL ISIDRO GUIMERÁ GIL

La ciudad de Santa Cruz de Tenerife, capital de Canarias: 1822-1927

13/ene/08 18:33 PM
Edición impresa

JERÓNIMO Saavedra, alcalde de Las Palmas, celebraba el pasado mes de septiembre la división de Canarias en dos provincias. Cada pueblo, sin duda, puede festejar lo que estime adecuado y conveniente. Pienso que Santa Cruz debe recordar y conmemorar la capitalidad de la provincia única, Canarias, que ostentó durante ciento cinco años (1822-1927). En tal sentido, y conjuntamente con mi compañero de corporación, Guillermo Guigou, en nombre de Ciudadanos de Santa Cruz, hemos elevado al pleno de la corporación de Santa Cruz que se celebrará el próximo día 18 y para su debate y aprobación, una moción que me permito transcribir en esta sección dominguera. Dice literalmente lo siguiente:

"Hace ochenta años que por el Real Decreto de 21 de septiembre de 1927 la Provincia de Canarias quedaba dividida en dos: la Provincia de Las Palmas y la de Santa Cruz de Tenerife. La oriental y occidental. Es el caso, que el alcalde del Ayuntamiento de Las Palmas, Jerónimo Saavedra, decidió celebrar el hecho de la división de la Provincia de Canarias, en su ochenta aniversario, por la que obtuvo su Ciudad el título de Capital de provincia, la número cincuenta entonces.

Se culminaba así la pugna que desde hacía más de un siglo se había mantenido contra la provincia única, Canarias, y su Capital, Santa Cruz de Tenerife, obtenida por el representante del Ayuntamiento de Santa Cruz, el síndico personero D. Joseph Murphy y Meade -hijo de irlandeses afincados en la Isla de Tenerife- en las Cortes, en sesión de 14 de enero de 1822, del Trienio liberal, por Real Decreto de 27 de enero de 1822. Se cumplen este mes y año los ciento ochenta y seis (186) años de esta fecha memorable.

El Ayuntamiento de Santa Cruz del año 1822, presidido por D. Matías del Castillo Iriarte, consiguió la Capital del Archipiélago gracias a las gestiones del procurador síndico personero de segundo voto D. José Murphy y Meade, nombrado para que, como apoderado de la Corporación, obtuviera el deseado título, cosa que, gracias a su habilidad, su tenacidad, su talento y sus relaciones con los diputados liberales del Trienio peninsular, consiguiera, en lucha con los entonces diputados por Canarias Echeverría y Cabeza, que no eran precisamente partidarios de Santa Cruz: el primero, prefería La Laguna; el segundo prefería Las Palmas.

Mi querido y admirado pariente Marcos Guimerá Peraza, autor de múltiples libros y trabajos literarios, publicó, como consecuencia de cumplirse doscientos años del nacimiento en Santa Cruz de Tenerife de José Murphy y Meade, una biografía del mismo que tituló "Murphy (1774-1841), vida, obra, exilio y muerte", fruto de diez años de investigación del que fuera "precursor de nuestras franquicias y padre de la capitalidad del archipiélago", palabras con las que Marcos Guimerá bautizaba a José Muyphy en sus notas de autor escritas en julio de 1973 en El Sauzal.

En el verano del 2001, e igualmente en la localidad de El Sauzal, San José, el propio autor prologaba la segunda edición, en la que manifiesta haber revisado el texto primitivo, atemperándolo a la realidad conocida en la actualidad.

De tan magnifico trabajo de Marcos Guimerá Peraza, me permito, y con referencia al asunto concreto del que trata la presente moción, entresacar los siguientes párrafos:

"Es decir, el triunfo más rotundo había acompañado a las gestiones de Murphy, obteniendo del Gobierno, con las Cortes cerradas, la revocación de la orden de división de partidos, a la que se había opuesto Santa Cruz.

Lo que Ruiz de Padrón no pudo conseguir, luchando a brazo partido en las Cortes con la comisión dictaminadora, lo obtuvo meses después Murphy. Una vez más, uno y otro, sucesiva y puede que conjuntamente, lucharon por la que poco después sería declarada capital de Canarias.

"En ese momento, con fecha 30 de septiembre de 1821, suscribe Murphy en Madrid su más famosa e importante exposición, la relativa a la capitalidad de Santa Cruz.

Días más tarde, el 22 de ese mes, Murphy comunica su éxito al Ayuntamiento de Santa Cruz con un oficio en el que destaca la sobriedad de su estilo y la ausencia de todo ditirambo a su propia labor, cosa no demasiado frecuente. Obra el original de ese documento en el "Libro Verde" del Ayuntamiento de Santa Cruz, que se custodia en la caja fuerte de la Depositaría del mismo.

D. Guillermo Guigou Suárez y el que les habla, en nombre de Ciudadanos de Santa Cruz, quisiéramos que el día 27 de enero se instituyera como fiesta que conmemore la fecha del mismo día del año 1822, en la que la entonces sólo villa fue nombrada capital de la provincia -única- de Canarias. Esta fiesta se sumaría a la del 3 de Mayo (fundación de Santa Cruz), y 25 de Julio (victoria sobre Nelson). El primer aniversario a celebrar el próximo domingo 27 de enero del 2008, "tendría un carácter sencillo pero sentido" que se irá incrementando a medida del paso de los años. Y ello debería ser así porque "somos el único municipio de Canarias que ha ostentado la capitalidad de la región", que cumple, este año, 186 años de su declaración. Lo han hecho así en otras ciudades y regiones de España, como ocurre en Cataluña.

La pretensión de que ahora se festeje este importante acontecimiento, con el esplendor y la debida resonancia que merece, constituiría sin duda un verdadero acierto, y ello no sólo como respuesta a la reciente conmemoración por la ciudad de Las Palmas de la división provincial en 1927, sino que es de justicia, también, recordar los más de cien años que esta ciudad ostentó la capitalidad de Canarias.

Piénsese que este propio Ayuntamiento santacrucero erigió, no hace mucho, un monumento a José Murphy en la plaza de San Francisco, en la que se ubican los edificios que fueron sedes del Ayuntamiento, Diputación Provincial y Palacio de Justicia; así como, en coalición con la Cámara de Comercio, publicó y presentó en su Salón Noble la segunda y ampliada biografía realizada por D. Marcos Guimerá Peraza del ilustre tinerfeño-irlandés: el "padre de Santa Cruz", como gustaba llamarlo el fino escritor Juan Manuel Trujillo Torres.

En virtud de lo anteriormente expuesto, solicito al pleno la adopción del siguiente acuerdo: Instituir el día 27 de enero como fiesta que conmemore la fecha del mismo día del año 1822, en la que la, entonces, Villa de Santa Cruz de Tenerife fue nombrada capital de la provincia -única- de Canarias. Esta fiesta se sumaría, en cuanto a su entidad y trascendencia, a la del 3 de Mayo (fundación de Santa Cruz) y 25 de Julio (victoria sobre Nelson).

En este primer aniversario, a celebrar el próximo domingo 27 de los corrientes, se llevará a cabo ante el monumento erigido a José Murphy en la plaza de San Francisco de esta capital una ofrenda floral, a la que asistirán los miembros de la Corporación, acompañamiento de banda de música, etc., y todo ello sin perjuicio de los actos que el Excmo. Sr. alcalde y el equipo de gobierno determinen en los próximos y sucesivos años para conmemorar esta celebración.

En Santa Cruz de Tenerife, a 11 de enero de 2008.

TIERRA BAJA ÁNGEL ISIDRO GUIMERÁ GIL