Santa Cruz de Tenerife
LANZAROTE

El Gobierno canario prohíbe la introducción de palmeras

El Cabildo insular solicitó al Gobierno la prohibición de trasladar palmáceas entre diferentes islas al comprobar que la normativa de control del picudo rojo no incluía esta posibilidad. La medida llega a El Hierro, La Gomera y La Palma.
ACN, S/C de Tenerife
30/ago/07 1:13 AM
Edición impresa

La Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias ha reconocido que, a pesar de las medidas adoptadas durante estos meses, no se ha erradicado la plaga del picudo rojo, por lo que ha decidido vetar el movimiento de palmeras entre islas, coincidiendo así con la solicitud que el Cabildo de Lanzarote realizó al Ejecutivo regional.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación ha aprobado una nueva orden, que modifica la previa del 24 de marzo de 2006, en la que se establece que "cautelarmente no se introducirá material vegetal de la familia de las palmáceas, excepto frutos y semillas, en las islas de Lanzarote, El Hierro, La Gomera y La Palma".

De esta forma, el Ejecutivo canario reconoce que, a pesar de las medidas adoptadas durante estos meses, "no se ha logrado la erradicación de la plaga, persistiendo los focos inicialmente detectados".

Según los responsables regionales, "esta circunstancia, unida a la detección de un nuevo foco y ante las dificultades técnicas de detección precoz del organismo nocivo, hace necesario no sólo el mantenimiento de las medidas fitosanitarias existentes hasta el momento, sino la adopción de una nueva medida que evite su propagación a islas hasta el momento no afectadas".

El Cabildo de Lanzarote solicitó al Gobierno regional prohibir el traslado de palmáceas entre diferentes islas del Archipiélago, tras comprobarse que la nueva normativa destinada al control y erradicación del picudo rojo no incluía tal extremo.

Ahora, la Corporación insular recuerda a los ciudadanos y empresas de jardinería y viveros de Lanzarote la importancia de atender "de forma escrupulosa" las recomendaciones del área de Medio Ambiente, con el fin de evitar episodios como el ocurrido hace dos semanas, cuando los ventorrillos de San Ginés utilizaron como decoración varias hojas de palmeras abandonadas.

LANZAROTE