Sucesos

Un hombre fallece cuando descargaba unos garrafones de vino en La Laguna

Un trabajador de unos 60 años cayó sobre el asfalto desde poco más de un metro de altura al irse hacia atrás el montacargas en el que estaba subido. La víctima se golpeó la cabeza contra el suelo y, al parecer, hubo una pérdida de masa craneoencefálica. Los sanitarios no pudieron hacer nada para salvarle la vida.
EL DÍA, S/C de Tenerife
26/jun/07 2:14 AM
Edición impresa

Un hombre de unos 60 años perdió la vida a media mañana de ayer en un accidente laboral registrado en San Cristóbal de La Laguna, exactamente, en una vía de la zona de La Piterita, en Finca España. El percance se precipitó en el instante en el que la víctima presuntamente participaba en la descarga de unos garrafones de vino del interior de un contenedor.

Empresa familiar.- El siniestro, datado sobre las 11:25 horas, ocurrió en el exterior de un depósito en el que estaban introduciendo la carga con la ayuda de un elevador hidráulico. La sala del 112 recibió una alerta en la que se informaba de la caída de un operario, desde un metro de altura, al moverse el montacargas hacia atrás, al parecer, después de que se quedara sin frenos. No obstante, un equipo de la Policía Local del Destacamento de La Cuesta-Taco investiga en la actualidad las causas que originaron este incidente mortal. Un hermano del fallecido acompañaba a éste cuando se produjo el trágico incidente.

Muerte en el acto.- Fuentes próximas a la investigación indicaron en las primeras horas de la tarde de ayer que el suceso se precipitó en el instante en el que el montacargas se desplazó hacia atrás, al parecer, porque se quedó sin frenos y el hombre perdió uno de los puntos de apoyo: uno de sus pies se encontraba en la parte trasera del contenedor y el otro sobre las palas del elevador. La altura desde la que se cayó el operario no superaba los 150 centímetros de altura, pero se produjo un impacto directo de la cabeza contra el suelo y una pérdida de masa craneoencefálica. Las dotaciones del Servicio de Urgencias Canario (SUC) desplazadas a la Finca España no pudieron hacer nada para salvar la vida al hombre que trabajaba en las labores de descarga del contenedor. Efectivos de la Policía Local de La Laguna y de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Nava y Grimón realizaron varias inspecciones en el escenario del accidente mientras la autoridad judicial ultimaba el proceso de levantamiento del cadáver. La investigación de los hechos la completarán agentes del Destacamento de La Cuesta-Taco de la Policía Local lagunera, aunque un equipo de la policía científica del CNP también acudió a La Piterita para elaborar un informe de defunción.

Sin frenos.- Una cuarta parte del contenedor ya había sido descargada en el momento en el que se produjo el fatal desenlace. Toda la documentación estaba en regla -el permiso para la utilización del elevador- y la principal incógnita que no ha podido ser resuelta aún tiene que ver con la posible pérdida de frenos por parte del montacargas. Otro de los factores que provocó la muerte en el acto tiene que ver, supuestamente, con el golpeo de parte de la carga sobre un miembro superior del accidentado: uno de los bloques que se encontraban en el elevador impactó contra la cabeza del operario cuando éste ya se encontraba en el suelo. A pesar de la rapidez con la que acudieron a auxiliar al trabajador, las heridas ocasionadas eran mortales. El Servicio de Urgencias Canario (SUC) movilizó a dos unidades, una de las cuales con dotación medicalizada, pero el personal de las mismas no pudo hacer nada para salvar la vida al accidentado, cuyos restos fueron remitidos al Instituto de Medicina Legal.