Vivir
LO ÚLTIMO:

"Los piojos ni saltan ni vuelan, y necesitan de un ser humano para vivir"

DOMINGO, 1 DE OCTUBRE DE 2006 21:35
Edición impresa .

IOSUNE NIETO, Tenerife

El problema de la pediculosis (piojos) no desaparece, se agudiza según la época del año y en el colegio, porque es donde se juntan los niños. Pero los piojos se pueden coger en vacaciones y en cualquier sitio. Lo que ocurre es que, durante la época escolar, es más fácil la transmisión, el contagio.

Dicho esto, hay que aclarar que los piojos ni saltan ni vuelan, pero eso sí, caminan muy rápido y no hay más que darles una oportunidad para que busquen cobijo cerca del cuero cabelludo de un ser humano, en donde encontrarán el calor y el alimento que necesitan para su ciclo de vida. Porque es la cabeza de un humano el único lugar en el que sobreviven.

"Si cayera un piojo sobre un folio en el que estuviéramos trabajando, si lo siguiéramos durante unas horas, lo veríamos morir". Probablemente no habría que esperar más de 24 horas. Así lo expone Carles Barles, técnico del Servicio de Epidemiología y Promoción de la Salud de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias, quien aclara que los piojos son "malos ayunadores" y necesitan del "calor" humano para vivir.

En su opinión, sólo las medidas preventivas evitan verse infestado y por ello reclama incluir en la higiene general diaria la revisión del cabello también cada día, "peinando y haciendo hincapié detrás de las orejas y en la nuca". Y estar atentos a los signos que se pueden presentar: picor y rascado.

Acerca de la tesis de que los piojos prefieren los cabellos limpios, Carles Barles confirma que en documentos técnicos de otras comunidades autónomas y en la tradición sanitaria escrita se señala esto. "Hasta cierto punto, la frecuencia del lavado de la cabeza es elección de cada familia y es habitual que las niñas con el pelo largo lo espacien más. Pero eso no quita para revisar la cabeza tras la ducha que, en época escolar, tiene que ser a diario", insiste el técnico.

Sobre la aplicación de lociones, advierte de que nunca debe hacerse de manera preventiva, "porque vamos a crear resistencias". Es precisamente uno de los grandes problemas para atajar la pediculosis, junto a la gran cantidad de productos que existen en el mercado.

"No hay que usar nunca esos productos antes de que aparezcan los piojos, porque ése es un problema que estamos viendo las comunidades autónomas: que las familias se han abonado al producto farmacológico como solución, y eso sólo crea resistencias".

También se está poniendo en entredicho el uso del vinagre (ácido acético). "Se utiliza para desprender la liendre, no porque tenga poder insecticida, porque facilita la extracción al debilitar el pegamento que utiliza la liendre para adherirse al pelo, pero ahora también se discute su uso, porque la mejor extracción es la manual, con los dedos, o con la liendrera". Las liendres que son desprendidas del cabello pierden su capacidad para volverse a adherir al pelo, aclaró.

Culpabilización

Cabe señalar que, por cada cabeza, suele haber una media de 5 a 10 piojos, que ponen 10 liendres diarias. Una vez que la liendre se pega, pasa dos días como huevo y en dos semanas se convierte en adulto (piojo).

A pesar de que los piojos sólo sobreviven en la cabeza de una persona, hay que tomar medidas preventivas, como no intercambiarse coleteros o peines, por si fuera el caso de que hubiera un piojo vivo al que no le importe cambiar de humano.

Carles Barles admite que las leyendas urbanas sobre los piojos son muchas, probablemente porque no todo el mundo acepta que su hijo tenga piojos, a pesar de que es completamente normal.

Históricamente, la pediculosis ha estado ligada a la pobreza y a la falta de aseo. No en vano, subraya este técnico, en algunos sitios de Canarias lo llaman "la miseria".

"Hay mucha leyenda y mucha culpabilización, y pasa igual con lo de no comunicarlo. No pasa absolutamente nada y además hay que hacerlo", insiste Barles y aclara: "Nunca sabrás de dónde partió la primera vez".

El técnico de Epidemiología se hace cargo "de la desesperación de muchos padres y madres cuando están haciendo lo correcto y viene el hijo con piojos". El mejor tratamiento, explica, "es que todos se traten a la vez y en la misma forma en una familia".

 Última hora:

 Últimas galerías:

Comparte este artículo

Cargando...

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: