La Laguna

Miedo en Finca España

Los vecinos de este barrio lagunero han recogido más de 700 firmas para solicitar al ayuntamiento una patrulla y un puesto policial debido los continuos actos vandálicos que sufren a diario. Aseguran que están atemorizados por una banda de jóvenes que roban y amenazan a gente de todas las edades.
EL DÍA, La Laguna
22/may/05 14:58 PM
Edición impresa

Vivir y pasear por el barrio de Finca España se ha convertido, según sus propios vecinos, en algo imposible desde hace varios meses, ya que la inseguridad y los actos vandálicos, que han aumentado y protagonizan "una banda de jóvenes", están convirtiendo la convivencia diaria en una auténtica pesadilla.

Los vecinos de este barrio lagunero ya han recogido más de 700 firmas, que piensan aumentar hasta las 1.000, para solicitar al ayuntamiento una patrulla policial permanente y la instalación de un puesto o comisaría, aunque, entre otras acciones, hace unos días también presentaron varios escritos denunciando la situación al área de Seguridad Ciudadana, además de pedir una reunión con la alcaldesa, Ana Oramas.

Aparte de los vecinos de siempre del barrio, los más afectados están siendo los residentes en los edificios La Piterita II y III, que, aunque recibieron sus casas en septiembre, ya están sufriendo los destrozos, amenazas e insultos que "regalan" estos jóvenes.

Según estos vecinos, "en nuestros edificios estamos siendo testigos de venta y consumo de drogas en los portales y garajes, utilizando los contadores de luz para esconderla; continuas amenazas y provocaciones cada vez que entramos con nuestros coches al garaje porque se ha convertido en su lugar de reunión; o los insultos y amenazas a los mayores cada vez que salen a pasear o a tirar la basura".

En lo que se refiere a los destrozos materiales, relataron cómo han roto los cristales de las puertas de entrada y cómo han aparecido pintadas en paredes y ventanas y han robado los extintores, "así como los destrozos de la instalación eléctrica y en el interior de los garajes. Además, nos amenazan con las motos, con intentar atropellarnos, y no podemos dormir por los escándalos que provocan de madrugada".

Aunque aseveraron que la Policía Local acude cada vez que los llaman, también apuntaron que "la gente está cansada porque los agentes echan la culpa a los jueces y nos dicen que denunciemos la situación. Hay familias que ni siquiera dejan salir a sus hijos a la calle por miedo a que les pase cualquier cosa, y la mayoría de estos jóvenes no tienen ni el carnet de conducir".

Sobre la forma de actuar de esta banda juvenil, los vecinos fueron claros al respecto y relataron que se agrupan en la tarde noche "y por la mañana se colocan en la plaza, porque es su punto de venta de drogas, y siempre van en grupo. Todo el mundo sabe quiénes son y dónde viven".