Los cruceros de la compañía TUI, Mein Schiff3 y Mein Schiff Herz, que se encontraban en fondeo en la Zona 2 del puerto de Santa Cruz de Tenerife, fueron autorizados por Sanidad Exterior y conforme a las instrucciones del Ministerio de Interior sobre movimiento de personas, a atracar en la instalación capitalina atendiendo a su solicitud de repatriar a parte de sus tripulantes, todos ciudadanos europeos, a sus países de destino.