Se trata de un tema con un mensaje muy claro y a la vez fuerte: el drama de la inmigración en el mediterráneo. La canción de Francia está interpretada por el dúo Madame Monsieur.