El Black Friday es el pistoletazo de salida para las compras de navidad. Una jornada que ha acabado convirtiéndose en varios días de ofertas agresivas, que pueden llegar al 70% de descuento. La tradición llegó de Estados Unidos, y se llama 'viernes negro' porque era ese día, tras Acción de Gracias, cuando la avalancha consumista lograba que las tiendas pasaran de estar en números rojos a negros.