Hasta el momento, los médicos podían utilizar las Google Glass para retransmitir en streaming las operaciones. Ahora, gracias a innovaciones, van camino de convertirse en una herramienta casi imprescindible en los quirófanos. Permiten controlar en todo momento las constantes vitales del paciente, evitando así que los cirujanos tengan que desviar la atención a los monitores. Además selecciona lo que el cirujano debe saber en cada fase de la intervención. La aplicación la crearon los doctores de la clínica Teknon y hoy la han aplicado por primera vez.