La Guardia Civil han incautado un total de 903 plantas de marihuana, las cuales estaban a punto de ser cortadas al estar ya en su punto final del proceso de cultivo.