La Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Santa María de Guía (Gran Canaria) detuvo el pasado 11 de marzo a una persona por tener a seis perros en una perrera privada en un estado precario en Cuesta de La Arena, en el municipio de Arucas. Cuatro de ellos presentaban un estado de delgadez severa y, probablemente, están afectados de filaria según la manifestación del propietario.