La Guardia Civil ha detenido a una persona por segunda vez en menos de 48 horas por no respetar el confinamiento y agredir a una vecina de la localidad de Buenavista del Norte. Tanto en la primera como en la segunda detención, este varón de 41 años escupió y agredió a los guardias civiles que tuvieron que intervenir, según informó la Benemérita. El detenido gritaba tener el virus y amenazaba a los agentes y a los vecinos con contagiarles.