Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Irene Vila

Baleares

Ruido, furia y caos de tráfico en Ibiza para ver la puesta de sol en es Vedrà

Los vecinos de Cala d’Hort sufren a diario el colapso de la carretera que da acceso al mirador y a la cala a causa de la masificación turística que sufre este paraje en la hora de la puesta de sol

El día en el que acudimos al mirador de es Vedrà para este reportaje -el pasado martes 9 de agosto- el sol se ponía en la línea del horizonte a las 20.57 horas. Una hora y media antes, el aparcamiento habilitado cerca del mirador principal, con capacidad para cincuenta turismos y veinte motocicletas, ya está completo y los coches empiezan a acumularse en los accesos.

«Parece que he llegado tarde», se lamenta Zoe, una catalana que trabaja en la isla y que ha aprovechado su único día libre para acercarse al mirador: «El parking es muy pequeño y no hay nadie organizándolo. La gente aparca en doble y triple fila y se acabará liando». Y nos pide si nos podemos adelantar hasta el descampado que sirve como aparcamiento para ver si «todavía hay algún espacio vacío o si mejor doy media vuelta».

Compartir el artículo

stats