Desde ayer y hasta este sábado, el área de Carreteras del Cabildo Insular de Tenerife ha cerrado todos los accesos al Parque Nacional del Teide por hielo en la calzada y sendos desprendimientos registrados en el recorrido. EL DÍA ha podido acceder hasta Izaña, lugar recubierto de un manto blanco de nieve. Hasta tres máquinas quitanieves han actuado en las vías.