Las llamas del incendio los dejaron sin nada. La familia de Yassine, el hombre que ayudó a salvar al bebé de su vecino en Badalona, atraviesa un año depués por una situación complicada. Entregaron su vivienda como dación en pago y desde entonces viven en un piso de emergencia cedido al Ayuntamiento de Badalona por Generalitat, pero en breve se verán obligados a abandonarlo. El Ayuntamiento tiene a otras 130 familias en lista de espera en una situación peor que la de ellos. El problema es que ellos son siete en la familia y con el sueldo de Yassine ven muy complicado encontrar un alquiler. Piden que se les ayude concediédoles al menos una vivienda de alquiler social.