Miles de personas clamando contra el cambio climático. Y dos protagonistas. Ella, Greta Thunberg; y él, Javier Bardem, como actor principal, pero por saltarse el guión. "Los políticos y políticas deben estar a la altura de este momento histórico. Desde ese, perdonad, esto es a nivel muy personal, el estúpido de Trump... hasta, eso también es personal, ese estúpido de Almeida que quiere revertir Madrid Central". Su ofensa ha revolucionado medios de todo el mundo... y las redes donde, como poco, le han recordado sus 151 mil euros de multa por infracciones tributarias leves. Entre ellos, el propio alcalde aludido. El típico listo, eso sí muy progre, dice, que piensa que lo de pagar impuestos no va con él. Tras la repercusión global, Javier Bardem ha reconocido que el insulto ilegitima el discurso, que empaña su papel como activista sensibilizado.