Una tormenta de nieve en el Pirineo de Gerona desencadenó lo que los médicos han calificado como un "caso excepcional" en el mundo. El de una mujer de 34 años, Audry Mash, que se perdió en la montaña junto a su marido y, debido al frío, estuvo más de seis horas en parada cardiaca. Lo sorprendente es que después de ese tiempo los médicos del Hopspital Vall d’Hebron, en Barceloba, lograron reanimarla.