La han encontrado en una isla de Galápagos, en Ecuador. Los expertos indican que se trata de una hembra adulta, que posiblemente supera los cien años de edad.