Jos Brech era monitor del campamento del que desapareció Nicky Verstappen hace veinte años