La fiesta de los danzantes de Anguiano, en la Rioja, es una de las más populares del mes de julio en toda España. Se trata de un baile singular en el que los zancos son los protagonistas. Los ocho danzadores se afianzan sus zancos a las piernas y se lanzan por la cuesta empedrada, a toda velocidad, siguiendo una tradición de varios siglos.