En Arcos el rastro de lo sucedido se ha limpiado, pero en los vecinos resulta imposible borrar lo que vieron. El hombre de 45 años era soltero y muy conocido en el pueblo. Sus amigos aseguran que nunca había participado en estos encierros. Quizás por su inexperiencia le faltó agilidad. La víctima recibió una cornada en el pulmón. En el Hospital nada se pudo hacer por él. Ese mismo toro embistió a otro hombre en el abdomen que está fuera de peligro.