En el Día Contra el Cáncer Infantil historias como la de Nico nos recuerdan a los menores diagnosticados cada año de cáncer. No hay apenas investigación para sus tumores, y se enfrentan a la enfermedad con tratamientos diseñados hace 30 años para adultos.