Este sábado, Iman Ahmed Abdelati, la egipcia de 500 kilos de peso que lleva años postrada en una cama, está a un paso de mejorar su calidad de vida. La mujer más obesa del mundo, de 36 años, ha aterrizado esta mañana en Bombay donde se someterá a una operación. Muffazal Lakdawala, el cirujano hindú que se ofreció a tratar a Iman gratuitamente en su clínica de Bombay achaca el sobrepeso a un linfedema, un edema originado por la obstrucción en los canales linfáticos del organismo. La mujer ha tenido que ser trasladada en un avión vacío de asientos fletado por la compañía Egyptair.