El director ejecutivo de LIGO explica cómo se llevó acabo la detección de este tipo de ondas