Temen que un asunto así pueda generar desconfianza entre las personas solidarias