Rubén mató presuntamente a Vanessa en una casa familiar y trasladó el cadáver en un coche que le había pedido a un amigo.