Por su contribución, durante más de 70 años y en 134 países, a la protección de los niños