Una semana de referéndum para que la conocida como 'preferia' sea oficialmente un día más de fiesta.