En los últimos días se han calcinado 6.000 hectáreas