Cada hora la población mundial vierte al mar setecientos mil kilos de basura que tardan hasta 500 años en degradarse que acaban así conviviendo con especies marinas. Por eso un velero de ecologistas en acción pone rumbo a la costa española impidiendo que echemos al mar todo tipo de residuos. Porque la basura llega al mar desde tierra, que caussan un gran impacto en todos los ecosistemas marinos.