Esta mañana, muchos habrán visto cumplidos muchos de sus deseos. Pero entre los regalos 'estrella' siempre suele haber alguno que no termina de convencer. Grande, pequeño, defectuoso… Tras la noche de regalos, como cada año, tocan los cambios y las devoluciones. Y es que Papá Nöel pasa tanto tiempo en Laponia, que a veces no acierta. Regalos tecnológicos a los más torpes o detalles tan originales que terminan por convertirse en grandes meteduras de pata. Eso sí, quien no se contenta es porque no quiere. Dentro de nada, la segunda vuelta. El 6 de enero; día de Reyes.