Como cualquier concurso a la mejor mascota ahora se premia el mejor cementerio. Un concurso en el que participa un jurado compuesto por escritores, antropólogos e historiadores.