Muchos padres se quejan porque sus hijos tienen demasiados deberes del colegio. Según el informe PISA, los niños españoles dedican más de seis horas semanales a hacer sus tareas, una hora más de lo que marca la OCDE.