Toque de atención del Vaticano a las dos monjas más populares de este país por su exceso de activismo. Sor Lucía, la religiosa argentina habitual de los platós de televisión, y Teresa Forcades, conocida por su afinidad con la causa soberanista, han sido llamadas a capítulo por la Santa Sede. El activismo de estas monjas ha llegado hasta el Vaticano que les reprocha su continua exposición mediática y sus posiciones políticas.