Un ingeniero jubilado trabaja para demostrar cómo las compañías se aprovechan de sus clientes.