Varios jóvenes ebrios se quitaron la camiseta, cantaron e insultaron a algunas pasajeras en pleno vuelo.