Desde el año 2008 no había una cifra como esta. El mayor aumento en número de divorcios de los últimos 7 años en España. La lectura no es que las parejas ahora sean menos estables que antes. Los expertos coinciden, divorciarse y empezar una nueva vida sale caro. En 2008, en plena crisis económica, se lo pensaban más. Ahora parece que hay más dinero para divorciarse. Cerca de 127.000 parejas acabaron divorciándose en el año 2014. Es casi un 20 por ciento más que en 2009. En cuanto al tiempo que eso matrimonios rotos han estado juntos, la media en España es de 9 años casados, y cerca de 15 de relación.