Este jueves en la carretera principal de la provincia china de Zhejiang los conductores se quedaron boquiabiertos al contemplar cómo millones de abejas escapaban de sus cajas. El vehículo que las transportaba había sido golpeado por un camión, lo que provocó que los insectos volaran en libertad. No todos ellos escaparon, los responsables del transporte de las colmenas, protegidos con trajes especiales, pudieron rescatar en la carretera a una gran parte de las abejas.