Desde China llega este curioso personaje. Quizá noten algo raro en su forma de andar ya ven por qué es. Un perro no suele andar sobre dos patas y menos vestirse así. Ha sido su dueño quien le ha disfrazado con un gorro, una falda y le ha cargado una mochila a la espalda para simular ser un niño. Está causando sensación en la provincia de Sichuan.