Pasadas las 13:45 de la tarde, los restos mortales de la duquesa de Alba han salido en un coche fúnebre desde el palacio de la calle Dueñas de Sevilla, rumbo a la capilla ardiente instalada en el salón Colón del Ayuntamiento de la ciudad. Previsiblemente, este salón se abrirá al público público a última hora de la mañana para todos aquellos que quieran despedirse de ella. La famila ha acompañado al coche fúnebre y ha recibido el apoyo de cientos de personas que se han acercado hasta la casa de la duquesa para animar a sus allegados.