Un padre quiso dar una sorpresa a su hijo, enfermo de cáncer, disfrazándose de su superhéroe favorito.